Divorcio ante notario

¿Puede uno divorciarse ante notario?

El Divorcio Notarial, es un divorcio de mutuo acuerdo que la ley permite realizar ante notario siempre que se cumplan determinados requisitos.

Básicamente, el divorcio ante notario es un divorcio de mutuo acuerdo en el que se puede evitar pasar por el Juzgado al no ser necesaria la intervención del Ministerio Fiscal para informar sobre las medidas que se tomarán respecto a los hijos a cargo del matrimonio.

La principal ventaja de evitar esa judicialización del divorcio es la mayor velocidad de tramitación, pues una vez que se ha llegado a un acuerdo y se ha redactado el Convenio Regulador, tan sólo habrá que acudir a la notaría para materializar el divorcio.

Como en el resto de divorcios no será necesario establecer ningún motivo ni causa de disolución y, tan sólo, es obligatorio que el Convenio Regulador se haya redactado con asesoramiento letrado, por lo que será necesaria la intervención de un abogado que deberá estar presente en el acto.

Requisitos del Divorcio Notarial

Los requisitos que impone la ley poder realizar un divorcio ante notario son los siguientes:

1.- Los dos cónyuges tienen que ponerse de acuerdo en los términos que se producirá el divorcio. Si no están de acuerdo tendrán que acudir a los Tribunales para que un juez dictamine (esto no lo puede hacer el notario).

2.- Tiene que haber transcurrido tres meses desde que se contrajo matrimonio. Este es el periodo mínimo que impone la ley para poder iniciar cualquier proceso de divorcio.

3.- El matrimonio no puede tener hijos menores no emancipados o hijos mayores que dependan de sus progenitores por haber sido modificada su capacidad judicialmente.
En estos casos, al tener el matrimonio hijos menores o mayores incapacitados, deberá realizarse el divorcio judicialmente para que pueda intervenir el Ministerio Fiscal informando sobre la situación en que quedan los hijos.

4.- Debe de realizarse ante un notario que trabaje en el municipio donde hayan tenido los cónyuges el último domicilio común o donde residan alguno de los dos en el momento de acudir a la notaría.

5.- Es obligatoria la presencia de un Abogado que asista a los dos miembros del matrimonio cuando se produce el divorcio. Con este requisito la ley se asegura de que se reciba un correcto asesoramiento jurídico a la hora de redactarse el Convenio Regulador que regulará el divorcio.

Documentación necesaria en un Divorcio ante Notario

Para tramitar un divorcio notarial en Madrid necesitaremos la siguiente documentación:

1. DNIs de los cónyuges que deberán traer el día del divorcio al acudir a la notaría.

2. Libro de familia.

3. Escritura de Capitulaciones Matrimoniales  (si la hubiera). En caso de que el matrimonio hubiera estipulado un régimen económico matrimonial distinto al régimen supletorio legal.

4. Información económica relativa a los bienes de la sociedad de ganaciales (sólo en el caso de liquidación de la sociedad económica matrimonial).

 

NOTA: Esta es la documentación que nos exige la notaría a la que acude habitualmente este despacho de abogados en el municipio de Madrid. Las exigencias de documentación a veces varían en función de las distintas notarías (en algunos casos nos solicitan certificados de matrimonio y de nacimiento de los hijos del Registro Civil, así como certificados de empadronamiento).

Contacte ahora:

91 737 25 71

Lunes a Viernes de 0900 a 2000

Le llamamos nosotros

Rellene el formulario y seremos nosotros los que le llamemos a usted.

Al enviar usted acepta las condiciones de uso.

También estamos especializados en

Divorcios Express

 Si los cónyuges consiguen llegar a un acuerdo y tienen hijos a cargo no podrán optar por el divorcio notarial y tendrán que acudir a los Juzgados para divorciarse.

Divorcios Contenciosos

 Si el matrimonio no se pone de acuerdo, tendrá que acudir a los Juzgados para que estos resuelvan las discrepancias entre ambos relativas a los hijos y la situación económica.

Parejas de Hecho

Las parejas de hecho cuando tienen hijos y se separan pueden dar lugar a un procedimiento idéntico al divorcio. Intervenimos en los procesos judiciales que determinan el régimen de custodia y las pensiones sobre los hijos de la pareja.

Modificaciones de Medidas

 Después de un divorcio  pueden cambiar las circunstancias personales por lo que se puede solicitar el cambio de las medidas que se establecieron en su día para regular el divorcio.

Ejecución de Sentencias

 A veces después del divorcio se producen incumplimientos de lo establecido en su día. En esos casos, a veces se hace necesaria nuestra intervención para conseguir que se cumpla con lo establecido en el Convenio Regulador o la Sentencia íntegramente.

Recursos de Apelación

Si después de tramitar un divorcio contencioso no está de acuerdo con lo establecido en la sentencia podemos recurrirla interponiendo un recurso de apelación.